Para poder ofrecerte el mejor servicio y mejorar tu experiencia utilizamos cookies propias, de sesión, técnicas y de terceros. Para obtener más información sobre el uso que hacemos de las cookies puedes consultar nuestra Política de Cookies. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén

[ Inscrito en el Registro de Colegios Profesionales de Andalucía ]

  

  

Jueves, 30 Mayo 2019 10:16

¿Por qué necesitas la ayuda de un profesional para comprar una vivienda?

Las negociaciones del mercado inmobiliario implican una serie de detalles importantes. Sabemos que la industria es fuerte y ofrece muchas oportunidades de inversión, pero para hacer esto de la manera correcta y obtener un resultado positivo, es fundamental contar con la ayuda de un agente inmobiliario.

Este profesional es de mucha utilidad y valía, pues conoce todos los trámites del sector y puede contribuir a que el cliente pueda adquirir la mejor propiedad con el dinero que tiene en caja. Además, su contratación debe considerarse como una inversión, ya que, además de hacer todo el proceso de compra más ágil, evita que el comprador se involucre en problemas.

¿Quieres saber cuáles son las mayores ventajas de comprar una vivienda con la ayuda de un profesional de bienes raíces? ¡Entonces sigue leyendo este artículo!

 

1. Credibilidad

En primer lugar, necesitamos ser conscientes de que la profesión del agente de bienes raíces es una de las más antiguos, y debido a su importancia, en la mayoría de los países hay una ley que la regula. De esta forma, es obligatorio que las personas que hagan la intermediación inmobiliaria sigan la ley, de lo contrario, podrían ser castigados.

Para que la experiencia de compra pueda ocurrir de la mejor manera posible, no se debe pensar que ese profesional sea sólo un vendedor. Es necesario considerarlo como un consultor que, debido a su experiencia de mercado y a su entrenamiento, logra ofrecer a las partes involucradas en la negociación las mejores opciones que atenderán a sus intereses.

Trabajará de la forma más transparente posible, evitando dudas y haciendo que el comprador y el vendedor sepan exactamente todos los términos del acuerdo. Así, no se producen sustos ni posibles problemas futuros.

Además, siempre que se comienza una negociación, existe una tendencia natural a que las partes interesadas busquen para sí mejores ventajas. Así que, para que el acuerdo pueda suceder de forma justa y conveniente para todos los involucrados, es fundamental que sea mediado por una persona neutral a esa situación.

 

2. Correcta valoración del inmueble

Cuando alguien pone un inmueble a la venta, es obvio que esa persona desea cerrar el negocio recibiendo el mayor beneficio posible. Sin embargo, es muy común que el propietario no tenga un buen conocimiento del mercado inmobiliario, lo que le crea una expectativa equivocada del precio que cobrará por su bien.

Por lo tanto, es esencial que la negociación de compra y venta tenga lugar con la mediación de un experto. Al final, ese profesional tiene el conocimiento que le permite analizar todas las características del inmueble, permitiendo determinar con precisión y de forma exenta el valor real de la propiedad.

En caso de que la negociación ocurra sin la intermediación de un técnico, tanto el comprador como el vendedor podrán ser perjudicados. Mientras que el primero no tendrá la seguridad de pagar un valor justo por el inmueble, el segundo podrá tener pérdidas por pedir un importe bajo o tardar en realizar la venta si el precio es elevado. Existen además herramientas de tasación inmobiliaria muy útiles para estos casos.

 

3. Ahorro de tiempo

Sin ninguna duda, una de las principales ventajas que hacen que la ayuda de un profesional de bienes raíces sea bienvenida es el ahorro de tiempo. Actualmente, con las prisas de las grandes ciudades y el amplio horario de la jornada laboral, es muy difícil que alguien pueda ausentarse para la búsqueda de casas o apartamentos.

Al conocer las necesidades y expectativas del comprador, el profesional del área hace una selección de lo que hay disponible en el mercado, para seleccionar opciones que serán de su interés. Además, el corredor tiene acceso a una cantidad mayor de ofertas, lo que facilitará la búsqueda por el inmueble ideal.

 

4. Amplio networking

Una de las principales ventajas de contar con la ayuda especializada de un corredor de bienes raíces es que tiene un amplio networking en el mercado. Esto quiere decir que, a través de sus contactos y conocimientos, este profesional puede ayudar a encontrar buenas oportunidades de casas o apartamentos que atiendan exactamente a sus demandas.

Al final, un buen profesional del mercado inmobiliario debe tener una amplia red de contactos que le permitirá proporcionar a sus clientes óptimas oportunidades de negocio. Incluso si no tiene en su cartera la residencia buscada, es posible que alguno de sus socios logre encontrar algo similar. Con ello, el comprador tendrá más posibilidades de encontrar su inmueble ideal.

 

5. Capacidad de negociación

Cuando alguien decide adquirir un nuevo inmueble, hay que tener en cuenta que durante el proceso de compra, será necesario involucrarse en una negociación. Sin embargo, todo acuerdo inmobiliario implica altos valores financieros, lo que puede acarrear en desentendimientos y desgastes entre las partes, debido a la divergencia de intereses o por desconocimiento de la realidad del mercado.

Para evitar problemas como éste, es esencial contar con la ayuda de un profesional del mercado inmobiliario para intermediar la negociación. Así, un mediador, tendrá como principal objetivo hacer que el acuerdo sea cerrado de forma que todas las partes involucradas salgan satisfechas.

 

6. Seguridad en la negociación

La compra de un inmueble es, para muchas personas, una de las adquisiciones más importantes de su vida, pues involucra la realización del sueño de tener una vivienda propia. Por lo que es común para el comprador pasar por todo el proceso de adquisición con un enorme estrés emocional, lo que le puede llevar a realizar elecciones sin base racional.

Ante esto, es común que ocurran situaciones que pueden desilusionar al comprador, pudiendo transformar esa conquista personal en una gran decepción. Por eso, hay que tener cuidado cuando se decide comprar un inmueble.

En caso contrario, es posible que el consumidor esté interesado en una oferta irresistible y acabe siendo víctima de un fraude. Otra problema es que el comprador encuentre un buen inmueble que no podrá ser negociado, ya sea debido a alguna pendiente judicial, por estar enganchado a una deuda, etc.

Para evitar estas situaciones e inconvenientes, es primordial contar con la ayuda de un agente de la propiedad inmobiliaria para intermediar la compra.

 

7. Conocimiento sobre la legislación y la documentación necesarias

Una característica importante del mercado inmobiliario es la existencia de una legislación propia, la cual tiende a ser compleja para personas que no tienen familiaridad con el sector. Por lo tanto, es común que existan casos en que una compra sea cancelada debido a problemas con la documentación y errores de contrato, lo que puede acarrear en el desperdicio de dinero y en la pérdida del bien.

Por eso, para ganar celeridad y evitar problemas, se recomienda que la compra ocurra por intermedio de un agente. Puesto que él tiene la experiencia y el conocimiento para aplicar, con las partes involucradas en el negocio, toda la documentación necesaria.

 

Comprar una nueva casa es un momento muy especial en nuestras vidas, pero para lograrlo con garantías hay que estar estar preparado y contar con ayuda profesional.

 

Fuente: https://consejocoapis.org/ayuda-profesional-para-comprar-vivienda/

 

 

Mapa Web        Aviso Legal        Política de Cookies         © 2015 Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Jaén | diseño: DPF Producciones

 

 

Subir